Reforma integral Cl/ Zumalacárregui

Realizamos una reforma integral de un piso de 130m2, en un edificio de 1942, modificando su distribución en origen, consistente en un largo pasillo que partía del recibidor y distribuía todas las habitaciones, en total un salón, cuatro dormitorios, cocina y baño.
Desde el principio el cliente nos plantea su deseo de recuperar el mobiliario y decoración del piso, que perteneció a sus abuelos.
 
Durante toda esta reforma estuvimos jugando con los nuevo y lo antiguo. Toda las estancias se pintaron en color blanco para potenciar la luz natural de la vivienda, dejando alguna pared en un color fuerte para dar profundidad. Colocamos puertas lacadas en blanco con fresado muy sencillo combinado con los radiadores de hierro fundido pintados.

Hemos mantenido los techos altos con las molduras propias en cada estancia, colocando focos empotrados consiguiendo mas luz artificial en cada estancia. Recuperamos los baldosines del saldón que estaban en buen estado y en el resto de la vivienda se coloco un suelo mas cálido de madera laminada tipo nórdico.

 

Salón

Hemos creado un único espacio conformado por el recibidor, salón y comedor, recuperando los moldes de yeso de las columnas.  La apertura de espacio permite que  la luz natural valle todo la estancia e introducimos separadores mediante el mobiliario antiguo  del piso que restauramos y lacamos en blanco

Dormitorio

Hemos unido dos pequeños habitaciones para crear un gran dormitorio principal de 21m2, en el que hacemos una zona de vestidor y modificamos el acceso al baño principal para que pertenezca al domitorio. Separamos la estancia con un tabique de 1,20m de altura. Creamos un segundo baño con acceso desde el pasillo a partir de una despensa de 6m2.